sábado, 16 de mayo de 2015

Vivir el domingo la Ascensión del Señor, ciclo B Espíritu Santo danos Tolerancia Yo soy el Don de la Ciencia Yo soy el Don de la Fortaleza Testigos de Cristo por el Espíritu Santo Ven Espíritu, de Tierra de bendición (Video)


Posted: 15 May 2015 01:00 PM PDT
MARCOS 16, 15-20
Y añadió: - Id por el mundo entero proclamando la buena noticia a toda la humanidad. El que crea y se bautice, se salvará; el que se niegue a creer, se condenará. A los que crean, los acompañarán estas señales: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en la mano y, si beben algún veneno, no les hará daño; aplicarán las manos a los enfermos y quedarán sanos. Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a proclamar el mensaje por todas partes, y el Señor cooperaba confirmándolo con las señales que los acompañaban.

CONFIANZA Y RESPONSABILIDAD

Al evangelio original de Marcos se le añadió en algún momento un apéndice donde se recoge este mandato final de Jesús: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación». El Evangelio no ha de quedar en el interior del pequeño grupo de sus discípulos. Han de salir y desplazarse para alcanzar al «mundo entero» y llevar la Buena Noticia a todas las gentes, a «toda la creación».
Sin duda, estas palabras eran escuchadas con entusiasmo cuando los cristianos estaban en plena expansión y sus comunidades se multiplicaban por todo el Imperio, pero ¿cómo escucharlas hoy cuando nos vemos impotentes para retener a quienes abandonan nuestras iglesias porque no sienten ya necesidad de nuestra religión?
Lo primero es vivir desde la confianza absoluta en la acción de Dios. Nos lo ha enseñado Jesús. Dios sigue trabajando con amor infinito el corazón y la conciencia de todos sus hijos e hijas, aunque nosotros los consideremos «ovejas perdidas». Dios no está bloqueado por ninguna crisis.
No está esperando a que desde la Iglesia pongamos en marcha nuestros planes de restauración o nuestros proyectos de innovación. Él sigue actuando en la Iglesia y fuera de la Iglesia. Nadie vive abandonado por Dios, aunque no haya oído nunca hablar del Evangelio de Jesús.
Pero todo esto no nos dispensa de nuestra responsabilidad. Hemos de empezar a hacernos nuevas preguntas: ¿Por qué caminos anda buscando Dios a los hombres y mujeres de la cultura moderna? ¿Cómo quiere hacer presente al hombre y a la mujer de nuestros días la Buena Noticia de Jesús?
Hemos de preguntarnos todavía algo más: ¿Qué llamadas nos está haciendo Dios para transformar nuestra forma tradicional de pensar, expresar, celebrar y encarnar la fe cristiana de manera que propiciemos la acción de Dios en el interior de la cultura moderna? ¿No corremos el riesgo de convertirnos, con nuestra inercia e inmovilismo, en freno y obstáculo cultural para que el Evangelio se encarne en la sociedad contemporánea?
Nadie sabe cómo será la fe cristiana en el mundo nuevo que está emergiendo, pero, difícilmente será «clonación» del pasado. El Evangelio tiene fuerza para inaugurar un cristianismo nuevo.

José Antonio Pagola



Posted: 15 May 2015 01:54 AM PDT
Yo soy la CIENCIA tu me has llamado para compartir una experiencia conmigo de la misma manera que se han hecho presente los demás dones. Mi origen proviene del Espíritu de Dios, quien ha buscado lo mejor para que el ser humano enfrente su existencia.

Yo soy el talento que tienes en tu interior para comprender racionalmente la verdad y para que vayas descubriendo cual es la voluntad de Dios en tu vida. Con mi ayuda muchos hombres y mujeres que se han dejado inspirar por mí han aportado grandes descubrimientos, avances científicos y tecnológicos para mejorar la calidad de vida de la humanidad.

Estoy presente en el esfuerzo de quien estudia para ensanchar sus conocimientos y transmitirlos a otros, y así contribuir en la construcción de un mundo mejor. Tu también puedes contar conmigo, sueña, crea, busca, descubre todas tus capacidades y no dejes que se atrofien; utilízalas para realizarte para ser feliz y hacer felices a los demás.

Un día Jesús dijo: “Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y llevar a cabo su obra” Jn. 4, 34.

Posted: 15 May 2015 01:46 AM PDT
Yo soy el don de la FORTALEZA, desde siempre estoy presente en el plan de Salvación de Dios para la humanidad, cada vez que sientes que tus energías juveniles se debilitan, allí estoy para levantarte y darte ánimo para salir adelante.

Cada vez que la fe se ve cuestionada por los hombres, yo estoy atento para que la verdad que es JESUCRISTO, siempre ilumine el camino de los creyentes.

Tengan fe en Dios, él es nuestra roca, nuestra verdadera fortaleza, nuestro libertador. Dios mío, mi muro, mi refugio, mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte (Sal.18, 2).

No dejes nunca de confiar en el Señor con todo tu corazón y no dejes de poner tu confianza en Dios, en Él está la fuerza para que las incomprensiones, las dudas se disipen con la fuerza de Dios.  Estoy cierto que tu fortaleza esta en Jesús, por eso me has llamado en el hoy de tu historia.  Tu confianza es sinónimo de fuerza, en ti habitan tantas fuerzas nuevas, capaces de transformar lo que estaba muerto en algo viviente.

Que la fuerza del Espíritu de Dios impulse tu vida de joven, sobre todo en este Pentecostés, en el cual, la efusión de todos los dones abre nuevas ventanas para tu crecimiento en la fe.

Quiero invitarte a ser fuerte en los momentos de debilidad, quiero suscitar en tu interior fuerzas espirituales que transformen las divisiones en unidad, las diferencias en caminos de fraternidad.  Tus talentos esta noche son la fuerza y la fortaleza que sostiene al mundo, tus anhelos y proyectos de futuro.  No te desanimes frente a las tormentas del mundo, yo estoy junto a ti, para que después del temporal creemos junto un nuevo amanecer.

Les invito para que en un momento de oración puedas orar con uno de tus compañeros que se encuentran a tu lado, en primer lugar, manifestando en qué necesitan que el Espíritu Santo Los fortalezca y luego cada uno ora por el otro para que el Espíritu les otorgue  ese don.
Posted: 15 May 2015 01:33 AM PDT
1. El Espíritu Santo enseñó a los Apóstoles: Jesús lo había anunciado: “El Espíritu Santo que el Padre enviará en mi nombre, Ése les enseñará todo y les recordará todo lo que yo les he enseñado” (Jn 14,26). Gracias a la ayuda del Espíritu Santo los apóstoles lograron comprender las enseñanzas de Jesús. Hoy también, gracias a Él la Iglesia goza de una ayuda especial para enseñar siempre, y en todas partes, la verdadera doctrina de Jesucristo. Y gracias también a Él, nosotros los cristianos podemos comprender mejor las cosas de la fe; él nos ilumina para entender y dar razones sobre nuestra fe; nos capacita para saber discernir.

2. El Espíritu Santo santifica, en el bautismo él nos hace nacer a una vida nueva, y formar una nueva familia;  es decir por su acción nos llenamos de la gracia, nos hace ser y vivir como hijos de Dios y poder llamar a Dios “Padre”. Al ser hijos de Dios podemos gozar de los bienes y regalos divinos. Gracias a Él podemos convivir como hermanos dentro de la vida comunitaria.

3. El Espíritu Santo fortaleció a los Apóstoles para ser sus testigos en la comunidad, así lo aseguró Jesús a sus apóstoles, diciéndoles que cuando viniera el Espíritu Santo, ellos darían testimonio de Él (Jn 15,26-27). Y así fue, los apóstoles que estaban tristes y temerosos por la muerte de Jesús, cuando reciben el Espíritu Santo se llenan de fortaleza y valentía y salen anunciar el Evangelio; esto lo hacen ante sus amigos y hermanos; así como tu y yo estamos llamados a hacerlo en nuestra comunidad. También hoy el Espíritu Santo nos ayuda a vivir como discípulos de Jesucristo y a dar testimonio de Él. 

Posted: 15 May 2015 01:29 AM PDT

No hay comentarios:

Publicar un comentario