domingo, 24 de mayo de 2015

SANTÍSIMA TRINIDAD

31 Mayo 2015




MONICIÓN DE ENTRADA


Bienvenidos a este encuentro de fe y de fraternidad.

Hermanos: hoy celebramos la fiesta de la SANTÍSIMA TRINIDAD, fiesta que nos viene a recordar que nuestro Dios, en su misterio más íntimo y en su revelación más honda, no es soledad, sino FAMILIA. Dios es comunicación y comunicación de Amor; Amor que nos crea como hijos, Amor que nos une como hermanos y Amor que nos envía con su Espíritu por todo el mundo.

Hoy, también la Iglesia quiere que recordemos a todos esos hombres y mujeres que han consagrado sus vidas a la oración y contemplación. Miles de hombres y mujeres intercediendo sin cesar por todos nosotros. Hoy oramos, de forma especial, por cada uno de ellos y de ellas.

Con estas actitudes iniciamos esta celebración.

DÍA “PRO ORANTIBUS”
Jornada de las VOCACIONES CONTEMPLATIVAS





MONICIÓN A LAS LECTURAS


1ª Lectura: Deuteronomio 4, 32-34. 39-40
Esta lectura es parte del discurso introductorio del libro del Deuteronomio. En esta reflexión del autor sagrado, Israel es invitado a recordar el pasado y descubrir cómo es Dios: aquél que libró a este pueblo de la esclavitud; que le eligió como su pueblo predilecto entre todas las naciones… En este reconocimiento del Dios liberador y salvador nace, por parte de Israel, la exigencia de una respuesta adecuada a los mandatos de Dios. Ahí está el camino de la felicidad y de la plenitud. Escuchamos.

 

2ª Lectura: Romanos 8, 14-17
El apóstol Pablo sintió y vivió una experiencia única desde el encuentro con el Señor resucitado. Y en este texto nos introduce en el corazón mismo de esta experiencia. Por eso, al afirmar que “somos hijos en el Hijo”, nos propone entrar en la intimidad filial, lleno de ternura de Jesús mismo para con su Padre, porque ésta es la nueva condición a la que estamos invitados. Inmenso testimonio para nosotros. Lo acogemos.

Evangelio: Mateo 28, 16-20
El relato evangélico que vamos a escuchar es el final del evangelio de Mateo. Aquí se produce el ENVÍO MISIONERO por parte de Jesús para con sus discípulos. Anunciar el Evangelio y bautizar es la misión que pide a los suyos. Así, cuantos acepten esa Buena Noticia, se convertirán en nuevos discípulos. Y todos tendrán una garantía: que el mismo Señor Jesús toma parte activa en la tarea: él estará en medio de ellos para siempre. Hermoso mensaje y una inmensa tarea. Escuchamos y nos sentimos enviados.



ORACIÓN DE FIELES


Con la confianza que nos produce el sentirnos y sabernos hijos de Dios, nuestro Padre, en Jesucristo, nuestro hermano mayor, elevemos el grito de nuestra oración, dejándonos llevar por el Espíritu Santo.

1.- Por la Iglesia de Jesús, extendida por todo el mundo, para que se sienta familia, depositaria de los dones del Señor y responsable de anunciar a todos los hombres la misericordia de Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.- Por la paz en el mundo y entre todos los países de la tierra, para que se llegue a una reconciliación de verdad entre los hombres y los pueblos, desde el respeto a la justicia y a los derechos fundamentales de la persona. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.- Por todos los hombres que sufren en cualquier rincón de la tierra, para que puedan experimentar el poder sanador de Dios y la cercanía de nosotros, los cristianos. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Por todos los hombres y mujeres que entregan su vida a la oración y a la contemplación, para que su dedicación al Señor sea un testimonio que nos acerque a todos los creyentes a Él. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.- Por todos nosotros y por nuestra comunidad, para que la vida trinitaria que se nos ha revelado nos abra a una mayor comunicación, colaboración y amor entre nosotros. ROGUEMOS AL SEÑOR.



PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS


Nota: ofrecemos diversos "SIGNOS" que nos parecen posibles, "fáciles" y que expresan el significado y el caminar de la Comunidad Cristiana.

Por favor: que nadie piense que hay que hacer todos ellos. Que cada Comunidad o Grupo de Liturgia los escoja y los adapte a su realidad.


â UN CORO DE NIÑOS CANTA EL «GLORIA AL PADRE...»

(Pueden ser todos los niños de la comunidad o tan sólo un grupo seleccionado. En ambos casos debe haber sido ensayado previamente. Finalizado el canto, uno de ellos hace la presentación de la ofrenda:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Hoy estamos realmente contentos, Señor, y, por eso, hemos querido unir nuestras voces en este canto y alabarte en tu familia trinitaria. Ayúdanos, sin embargo, a poder vivir de esa manera y con ese intenso amor en nuestras familias, imagen de la que Tú eres por los siglos de los siglos.



è PRESENTACIÓN DEL CARTEL QUE ANUNCIA EL DÍA “PRO ORANTIBUS” (= VIDA CONTEMPLATIVA)

(Puede hacer la ofrenda un joven de la comunidad, chico o chica. Después dice:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo el cartel que anuncia, este año, el Día “Pro Orantibus”. Con él te traigo mis oraciones y las de toda la comunidad, en favor de los hombres y mujeres que, dejando cosas hermosas y buenas, te buscan en el retiro, el silencio y en la oración. Fortalécelos en todo momento y llena sus vidas del gozo anticipado que, un día, nos regalarás a todos en tu Reino. Y haz que nosotros, sobre todo los jóvenes actuales, no nos cerremos a tu llamada y nos mantengamos siempre a la escucha de tu voluntad sobre nuestras personas.


â PRESENTACIÓN DE UNA CADENETA

(Esta nueva ofrenda la puede hacer otro miembro adulto de la comunidad. Si la anterior la presentó un hombre, en esta ocasión puede hacerlo una mujer. Puede consistir en una cadeneta de pita o papel, incluso una cadena metálica)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Por mi parte, Señor, te ofrezco esta cadena o cadeneta, con la que quiero expresar el compromiso de luchar porque la comunidad, de la que soy miembro, sea un reflejo de la que vivís la Santísima Trinidad: una FAMILIA, amándoos desde lo más profundo de vosotros mismos. Que seamos capaces, Señor, de vivir el respeto de las diferencias en la riqueza del amor.


â PRESENTACIÓN DE UN RECIPIENTE DE SAL

(Lo debiera presentar alguna persona comprometida en la marcha de la comunidad y de cara a su acción social y de caritativa)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo, y lo hago en nombre personal y de la propia comunidad, este recipiente lleno de sal, como símbolo de nuestra presencia evangelizadora y transformadora del mundo. Igual que Pablo evangelizó a todos los pueblos, nosotros queremos ser presencia misionera en este mundo, a pesar de las dificultades con las que nos encontramos. Danos, sin embargo, tu gracia, porque sin ella nuestra sal se vuelve insípida.


â PRESENTACIÓN DE UN MAPA MUNDI

(También puede hacer esta ofrenda otra miembro adulto, aunque, a ser posible, una persona comprometida en las tareas sociales, políticas o sindicales)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Mira, Señor, yo te traigo este mapa mundi, y todos sabemos que es el reflejo de un mundo dividido, en el que la riqueza y la pobreza marcan las fronteras de unos países que viven en la abundancia y otros muchos, la mayoría, que viven en la extrema pobreza: el Primer y opulento mundo frente al Tercer y pobre mundo. Con este mapa te quiero ofrecer nuestros deseos y empeño de luchar por superar esas diferencias y esas fronteras. Los consagrados a Ti por el bautismo, no sólo hemos de ser conscientes de comprometernos a favor de la unidad en nuestra comunidad, sino también en medio del mundo.


â PRESENTACIÓN DE UNA PLANTA

(Puede servir cualquiera de las plantas ornamentales de la comunidad o de una de las casas. Y la ofrenda la puede hacer cualquiera de los miembros de la comunidad, aunque, a ser posible, alguien que tenga por oficio una tarea relacionada con la naturaleza: agricultor, jardinero, ingeniero agrónomo... o milite en un movimiento ecologista)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor y Padre nuestro: Tú fuiste el creador de todas las cosas al depositar las semillas de la vida en la nada. Tú lo soñaste y lo hiciste todo, como reflejo de tu belleza infinita. Y nos lo pusiste en nuestras manos, para que, a través de nuestra inteligencia y libertad, lo hiciéramos evolucionar, cada vez más, para nuestro servicio. Los hombres, sin embargo, hemos reducido nuestro beneficio a los intereses económicos y del bienestar, causando, de esta manera, un serio perjuicio a tu creación. Al ofrecerte hoy esta planta, queremos traerte nuestro compromiso de lucha en favor de una naturaleza, reflejo de tu belleza.



PREFACIO – ACCIÓN DE GRACIAS


(Una vez puestos en pie, el Presidente inicia la oración de Acción de gracias, a la que se une toda la comunidad, diciendo: «Te alabamos y te bendecimos, Familia divina»).

Te alabamos y te bendecimos, Familia divina,
Misterio insondable para la inteligencia humana,
para el que no encontramos palabras e imágenes
capaces de contener toda su infinita grandeza,
a pesar de que ya, en los orígenes de los tiempos,
cuando plantaste las semillas de la creación
y arrancaste de la nada cuanto existe,
nos dejaste en ello la impronta de tu belleza.
R/. Te alabamos y te bendecimos, Familia divina.

Te alabamos y te bendecimos, Familia divina,
porque, en tu Hijo Jesucristo,
el resplandor de tu gloria, nos desvelaste,
en la plenitud de los tiempos, tu Misterio
y nos dejaste ver tu luminoso rostro,
la misericordia entrañable de un Padre
que quiere la salvación de sus hijos todos.
R/. Te alabamos y te bendecimos, Familia divina.

Te alabamos y te bendecimos, Familia divina,
porque, tras la Resurrección de tu Hijo,
derramaste sobre nosotros tu Espíritu,
llenando nuestros corazones del mismo amor que os une
y haciéndonos descubrir la doble responsabilidad
de vivir en tu Iglesia como en una familia
y de predicar el Evangelio de la esperanza a los hombres,
como el camino para hacer de este mundo tu casa.
R/. Te alabamos y te bendecimos, Familia divina.

Te alabamos y te damos gracias, Familia divina,
porque en tu mismo ser descubrimos lo que es una comunidad,
en la que la diversidad y la unidad se integran,
para ser, en una misma naturaleza, tres personas distintas,
iguales en la misma dignidad, por el amor que os congrega:
Trinidad Santa, Familia Santa, Comunidad Santa,
donde el Amor, que es el Espíritu Santo,
es la relación entre el Hijo y el Padre
o la referencia entre el Padre y el Hijo.
R/. Te alabamos y te bendecimos, Familia divina.

A Ti, Padre, te glorificamos
y, por tu Hijo Jesucristo, también nuestro hermano mayor,
confiamos en tu amor de Padre.
A Ti, Hijo, te damos gracias,
porque, en tu muerte en la cruz,
nos regalaste, con tu vida, nuestra salvación.
A Ti, Espíritu Santo, te invocamos,
porque, por tu venida a nuestros corazones,
nos has hecho partícipes, por y en el amor, de la divinidad.
R/. Te alabamos y te bendecimos, Familia divina.



DESPEDIDA


Hermanos: el encuentro con Dios, su Amor envolvente, nos invita a cambiar en nuestros planteamientos, posturas y en la vida misma. El encuentro nos empuja a dar a conocer y comunicar nuestra experiencia de amor. Ojalá al volver a nuestra vida cotidiana y a nuestras responsabilidades, en medio del mundo y de la sociedad, seamos capaces de transmitir el Amor que Dios nos tiene. ¡Feliz semana de testimonio cristiano!



REFLEXIÓN PARA ESTE DÍA


“Un solo Señor, una sola fe, un solo Bautismo,
un solo Dios y Padre”

Si hemos vivido un poco la liturgia de estos meses, recordaremos que se nos ha hablado del PADRE, del HIJO, y también del ESPÍRITU SANTO. Continuamente han sido nombrados. En la fiesta de hoy los contemplamos a los tres JUNTOS: es la fiesta de la TRINIDAD. Esto es: la fiesta de DIOS-COMUNIDAD. Éste es el significado de este día.

Algunos dirán: “es un gran misterio”. Otros podemos afirmar: “Sí, es un MISTERIO DE AMOR”. Dios es así y así se nos manifiesta: es un Dios fiel, a pesar de la infidelidad de su pueblo; es un Dios cercano al pueblo, aunque éste se aleje de Él; es un Dios al que nosotros podemos llamar “PADRE” y nos ha hecho hijos adoptivos.

¿Es difícil creer en DIOS-TRINIDAD? ¿Es difícil entenderle? Tanto como aceptar que DIOS es AMOR y que quien ama, sabe mucho de Dios y quien no ama (aunque lo diga) sabe poco de Dios.

¡DICHOSO quien cree en el DIOS-AMOR,
porque tendrá luz en su vida!


No hay comentarios:

Publicar un comentario