jueves, 21 de mayo de 2015

¡Jesús ha rezado por mí! ¡Esto es fuente de confianza!

¡Jesús ha rezado por mí! ¡Esto es fuente de confianza!

Sus “llagas” son el “precio” que Jesús ha pagado para que la Iglesia estuviera unida para siempre a Él y a Dios. Los cristianos de hoy están llamados a pedir la gracia de la unidad y a luchar para que entre ellos no se insinúe el “espíritu de la división, de la guerra y de los celos”. Es la reflexión que hizo el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario