miércoles, 27 de mayo de 2015


Aquí estamos intentando ver por qué la materia es tan diferente y por qué el agua es tan rara (pregunta de la que surgió el tema).

En este experimento necesitaremos una cubitera, agua coloreada con colorante alimenticio, una bolsa de cierre hermético, un frigo con congelador y una hermosa ventana con sol.




Este es el proceso:
  • Colorear el agua y distribuirla en la cubitera.
  • Meter en el congelador.
  • Al día siguiente, sacar un cubito y meterlo dentro de la bolsa de plástico (comprobar que es un sólido duro).
  • Pegar con celo la bolsa en la ventana con sol.
  • Hacer turnos para observar cada media hora, más o menos. Cuando se haya derretido por completo (estado líquido), comprobar que se adapta al recipiente, mover la bolsa para que se pueda notar bien.
  • Seguir observando cada media hora hasta ver gotitas de agua pegadas en la parte de arriba de la bolsa (estado gaseoso).
  • Tocar con el dedo las gotitas para unirlas y que se vuelvan a hacer líquido.
Una vez acabado el experimento de forma colectiva, ahora habrá que hacerlo de forma individual, para ello distribuimos un cubito de hielo a cada niño-a y una bolsa. Es la hora de comprobar nosotros-as mimos-as todo lo aprendido.

Les encanta hacerlo a ellos-as sólos-as.

Para rematar se hace un esquema con las fotos que hemos tomado de los tres estados de la materia y se pega en un sitio visible en el muro de clase. No se les va a olvidar, fijo.

Pincha en la imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario