lunes, 18 de mayo de 2015

"El Exorcista" - película completa en español (basada en una historia real)


´El Exorcista´ se ha convertido en un clásico del cine de, pero ¿sabía que está basada en un caso real? Conozca la historia de Robbie Mannheim, el poseído de Maryland.

Pocas películas han logrado el impacto social y el visto bueno por parte de la crítica como lo consiguió ‘El Exorcista’, el clásico de William Friedkin estrenado en 1973 que cuenta la historia de una niña poseída por el demonio. Sin embargo, pocos saben que la película está basada en una historia real.
La novela ‘El Exorcista’ de William Peter Blatty sirvió como guión para el largometraje protagonizado por Linda Blair, pero a su vez la obra literaria está basada en una historia real que Blatty persiguió desde su época universitaria, tal como lo prueba un artículo publicado en el Washington Post el 20 de agosto de 1949, donde cuenta la historia de un niño llamado Robbie Mannheim.
Robbie vivía con su familia en Bunker Hill Road y era muy unido a una tía que trabajaba como médium, con quien realizaba sesiones espiritistas. A principios de 1949 su tía murió de forma extraña en St. Louis y Robbie intentó contactarla desesperadamente a través de la Ouija. 

Con el correr de los días el niño empezó a mostrar cambios bruscos de comportamiento, por lo cual fue llevado ante médicos y psiquiatras, quienes no encontraron una respuesta al problema. La última opción fue el sacerdote luterano Miles Schulze quien, después de pasar la tarde junto a Robbie, recomendó a sus padres que acudan al sacerdote católico Frank Hughes.
El 27 de febrero, Hughes intentó exorcizar al niño en el hospital de Georgetown, sin embargo Robbie se liberó de las ataduras y golpeó al sacerdote hasta dejarlo inconsciente. Las manifestaciones físicas del joven poseído se hicieron más crudas y aparecieron cortes sobre su piel y palabras escritas con sangre. Con estas pruebas el padre William Bowdern tomó el caso.
Bowdern intentó exorcizar en varias ocasiones a Robbie sin ningún éxito y en cada sesión experimentó con más crudeza la presencia demoniaca que habitaba al niño. El rostro del poseído se hizo más siniestro, hablaba en latín, vociferaba lisuras y provocaciones sexuales y escupía a las personas que se le acercaban.
Finalmente, el 18 de abril a las 11pm, se realizó el trigésimo intento de exorcismo. Robbie se revolcaba y gritaba “¡Satán!”, mientras el padre Bowdern gritaba “Soy Michael (el ángel Miguel), y ordeno a Satán y a los otros espíritus malignos, que dejen este cuerpo, en el nombre de Dominus. ¡Inmediatamente!, ¡Ahora!”. Robbie experimentó violentos espasmos hasta que de pronto se calmó, levantó la mirada y dijo al sacerdote: “se ha ido”.
Veinte años después, William Peter Blatty resolvió escribir una novela sobre el caso, pero decidió que la protagonizara una niña de 12 años para preservar la identidad de Robbie Mannheim.

No hay comentarios:

Publicar un comentario