miércoles, 27 de mayo de 2015

Cristianos perseguidos: la fuerza del perdón
Giorgio Vittadini Mueren de rodillas rezando a Dios. Dan gracias porque el Isis les ha hecho vivir su fe hasta el fondo. Una niña de 10 años muestra visiblemente su alegría, no rencor hacia quien ha causado tanto dolor a su familia, que ha tenido que salir huyendo de su casa. Para los poderosos y torturadores, ellos son los perdedores, pero en realidad saben levantarse mucho más alto y más allá que sus asesinos. Son los cristianos perseguidos, los mártires de nuestros días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario