jueves, 16 de abril de 2015

¿Qué es la Radioterapia?


Si te han diagnosticado algún tipo de cáncer, es probable que el oncólogo te sugiera Radioterapia, uno de los tratamientos más comunes contra el cáncer. En Vida y Salud te contamos qué es para que puedas comprender mejor lo que va a suceder en tu cuerpo durante el tratamiento.
La Radioterapia o tratamiento de radiaciones, es uno de los tratamientos principales contra el cáncer y se basa en aplicar partículas u ondas de alta energía en a una parte específica del cuerpo donde se encuentra un tumor de cáncer o células cancerosas. Estas pastas ondas o partículas pueden ser rayos X, rayos de electrones o protones o rayos gamma, por ejemplo.
¿Qué hace esta energía? Las células cancerosas se multiplican más rápido que las demás células del cuerpo. Cuando te aplican radiaciones, la energía afecta directamente la información genética de las células cancerosas, y las destruye o al menos las daña para evitar que sigan creciendo o que se dividan para formar nuevas células. Así se puede reducir el tamaño de un tumor, se evita que el cáncer se siga propagando y eventualmente se pueden desaparecer las células cancerosas en tu cuerpo.
Te estarás preguntando si la Radioterapia también afecta tus células normales. La respuesta: no significativamente. A diferencia de la quimioterapia, otro tratamiento contra el cáncer que sí involucra el cuerpo entero, las radiaciones se aplican localmente, es decir, directamente donde se encuentran las células cancerosas. Sin embargo, es probable que algunas células normales se vean afectadas, pero afortunadamente éstas tienen la capacidad de recuperarse. Y para evitar afectar tus células normales más de lo necesario, las radiaciones se aplican en dosis controladas, las sesiones no son seguidas y el resto del cuerpo está protegido...
Para seguir leyendo, haz clic aquí...


¿Puede un tampón algún día servir para predecir el cáncer de endometrio?


Los científicos de la Mayo Clinic demostraron que es posible detectar el cáncer de endometrio con el ADN tumoral, recogido por un tampón normal. El nuevo método específicamente examina las muestras de ADN de las secreciones vaginales para detectar la presencia de las sustancias químicas que actúan como interruptores de “apagado”, proceso conocido como metilación, y que son capaces de deshabilitar a los genes que normalmente mantienen a raya al cáncer.
El resultado constituye un paso fundamental hacia un análisis conveniente y eficaz para el cáncer de endometrio, que es el tipo más común de cáncer ginecológico en Estados Unidos. Los resultados se publican en la revista Gynecologic Oncology (Oncología Ginecológica).
“Desgraciadamente, el cáncer de endometrio no cuenta con nada equivalente al examen de Papanicolau ni a la mamografía”, dice la Dra. Jamie Bakkum-Gamez, ginecóloga oncóloga de la Mayo Clinic y autora principal del estudio. “No obstante, se sabe que cuanto antes se diagnostica a la mujer, mejor es la probabilidad de que el tratamiento del cáncer obtenga resultados positivos. El objetivo es utilizar estos resultados para desarrollar un medio de detección precoz del cáncer de endometrio que las mujeres puedan utilizar en la comodidad de su propia casa”...
Para seguir leyendo, haz clic aquí...


Si padeces de cáncer, aquí encontrarás a gente como tú. Si tienes un familiar o una amistad con cáncer y quieres saber como cuidarlo o apoyarla, aquí encontrarás personas que ya lo han experimentado. Si tienes dudas que quieres expresar o consejos que puedes aportar, aquí está la oportunidad de compartir y formar parte de una comunidad que te comprende...Haz clic aquí para visitar el Grupo de Apoyo - Cáncer »

No hay comentarios:

Publicar un comentario