martes, 21 de abril de 2015

Maggie Gobran lo dejó todo por servir a los niños pobres, la llaman «la Madre Teresa del Cairo» y fue quien educó a muchos de los coptos mártires en Libia

 
«He comido con ellos, he rezado con ellos, he jugado con ellos, he llorado con ellos, he estudiado con ellos. Al principio todos estábamos muy tristes y llorábamos. Después el presidente anunció siete días de luto nacional y en menos de tres días todas las familias empezaron a celebrarlo, porque estos hombres no renegaron de su fe. Y nosotros estamos orgullosos. Son mártires en el cielo. Soy feliz de ser madre de estos mártires. Es un honor»

No hay comentarios:

Publicar un comentario