jueves, 16 de abril de 2015


La misericordia produce vértigo
José Luis Restán El pasado sábado, al promulgar la Bula "Misericordiae Vultus", el Papa Francisco quiso afrontar la pregunta que muchos podemos hacernos: con la que está cayendo en nuestro mundo, ¿a qué viene ahora un Jubileo de la Misericordia? Y Francisco respondió tajante: "porque la Iglesia, en este momento de grandes cambios históricos, está llamada a ofrecer con mayor intensidad los signos de la presencia y de la cercanía de Dios". Este no es un tiempo para estar distraídos sino para permanecer alerta y ser capaces de ver lo esencial, añadió Francisco. Es el tiempo para que la Iglesia redescubra el sentido de la misión que el Señor le ha confiado, ser signo e instrumento de la misericordia del Padre. A lo mejor nos parece poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario