lunes, 3 de marzo de 2014

Monición Betania I Domingo de Cuaresma 9 de marzo de 2014


I Domingo de Cuaresma
9 de marzo de 2014

MONICIÓN DE ENTRADA

Recibid nuestras más fraterna bienvenida a la Eucaristía del Primer Domingo de Cuaresma. Jesús impulsado por el Espíritu va al desierto. Allí será tentado, como cualquier otro hombre o mujer, como cualquiera de nosotros. La tentación forma parte de nuestras vidas, aunque lo importante es no caer. Hemos iniciado el pasado miércoles –el Miércoles de Ceniza—esta Cuaresma 2014, que nos llevará a la contemplación de los misterios más sublimes de nuestra Fe: la Muerte y Resurrección del Señor. Sepamos aprovechar este tiempo de mejora y conversión. Iniciemos, por tanto, con la máxima esperanza nuestra Eucaristía

 
MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- El relato, bello y entrañable, del pecado del Edén nos va a llegar a lo más hondo. Esta sacado del Libro del Génesis y es nuestra primer lectura. La tentación del árbol trajo la muerte al género humano. Adán y Eva perdieron su vida de casi dioses por querer ser Dios mismo.

2.- Pablo cuenta en la segunda lectura, sacada de la Carta a los Romanos, la realidad entre Adán, que nos perdió y Cristo que nos ha salvado. Y como todas las cosas del Apóstol de los Gentiles, San Pablo crea con maestría la doctrina del nuevo Adán, del Salvador del Pueblo de Dios.

S.- El Salmo 50 –que también se proclamó en la Misa del Miércoles de Ceniza—ha sido durante muchos siglos el salmo penitencial por excelencia. Es el “Misirere” latino. Pero también para los judíos tenía se sentido penitencial. Está cerca de muchos profetas y, sobre todo, de Jeremías. Tras confesar con humildad el pecado, se recibe en seguida la curación del Señor, el Perdón de Dios. Es uno de los salmos más bellos del salterio.

3.- El Evangelio de San Mateo es casi un guión cinematográfico del episodio de las tentaciones de Cristo. Es de una belleza formidable. Jesús fue tentado como lo han sido, son y serán todos los hombres y mujeres de todos los tiempos. Pero se trata de no escuchar al Tentador y solo aceptar el camino y misión que Dios nos ha marcado.



Lectura de Postcomunión

MONICIÓN

Como de costumbre el padre Leoz ha escrito para nosotros esta oración para el final de nuestra eucaristía

¡APÁRTAME, SEÑOR!

Llévame a un lugar donde  pueda estar conmigo mismo

Donde Tú puedas habitar  conmigo

En el que, cara a cara,  puedas colocar a Dios

con la misma fuerza, que Tú  lo tienes clavado en tu corazón.

¡Apártame,  Señor!

Porque tengo miedo a dejarme  llevar

por la corriente del “todo  vale”

Porque tengo miedo a perder  de vista

el horizonte la bandera de  la Pascua ondea

Porque, simplemente Señor,

pocos me hablan de Ti…y  muchos dicen no conocerte

¡Apártame,  y llévame a ti, Señor!

Exhortación de Despedida

La Cuaresma nos lleva a la Pascua y la noche bautismal es una de las celebraciones más importantes e intensas del ritual católico. Ojalá podamos llegar a ella limpios de alma y de corazón y llenos de esperanza.

MISA CON NIÑOS

Sección realizada por las catequistas de la Parroquia de San Francisco de El Altet, en Elche, Alicante, España, donde es párroco nuestro colaborador, don Pedro Juan Díaz Zaragoza.

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos y bienvenidos a esta celebración. El miércoles pasado comenzamos la Cuaresma poniéndonos la ceniza. Ahora tenemos 40 días para prepararnos para el acontecimiento más importante de nuestra fe, que es la resurrección de Jesús. Precisamente Jesús nos dice que podemos superar cualquier dificultad, como Él lo hizo con las tentaciones en el desierto. Y nos va a dar las fuerzas necesarias para ello. Por eso ahora vamos a comenzar la Misa cantando.

PETICIONES DE PERDÓN

1. Por las veces en que no somos fuertes y nos dejamos llevar por cosas que no nos ayudan a ser amigos tuyos. Señor, ten piedad.

2. Por las veces en que somos rencorosos, envidiosos y nos cuesta perdonar a los demás. Cristo, ten piedad.

3. Por las veces en que no hacemos caso a nuestros padres, a nuestros profesores o a nuestros catequistas. Señor, ten piedad.

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA

La primera lectura nos recuerda como nuestros primeros padres no obedecieron a Dios y prefirieron dejarse llevar por las tentaciones. Nosotros aprendemos de ellos a ser más fuertes en nuestra fe. Escuchemos con atención.

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA Y AL EVANGELIO

A pesar de que nuestros primeros padres desobedecieron a Dios, Jesús le hizo caso y recupero nuestra amistad para siempre. Eso es lo que San Pablo nos recuerda en esta lectura. En el Evangelio vamos a ver a Jesús en el desierto tentado por el diablo. Pero con la fuerza de Dios va a vencer todas las tentaciones y nos dice que nosotros también podemos. Vamos a escuchar con atención.

PETICIONES

1. Por nuestra Iglesia, para que no caiga en ninguna tentación que le aparte del camino que Jesús nos muestra en el Evangelio. Roguemos al Señor.

2. Por los gobernantes de todo el mundo, para que no caigan en ninguna tentación que les lleve a perjudicar a las demás personas. Roguemos al Señor.

3. Pedimos por los niños y niñas que van a la Guardería en Jember (Indonesia), por las religiosas que les cuidan y por nosotros, para que les ayudemos a tener unas mejores instalaciones a través del proyecto misionero en el que estamos colaborando las familias de los que vamos a comulgar este año. Roguemos al Señor.

4. Por nosotros, niños y niñas de todo el mundo, para que sepamos dar testimonio de nuestra fe en la escuela, en la catequesis, cuando jugamos con nuestros amigos y en nuestra familia. Roguemos al Señor.

5. Por todos los padres y mayores que habéis venido hoy a esta Misa, para que nos ayudéis con vuestro testimonio a hacer una opción clara por Jesús de Nazaret y a ayudar a los más necesitados. Roguemos al Señor.

OFRENDAS

• Te ofrecemos Señor el vino y el pan, que se van a convertir en tu Cuerpo y Sangre y nos ayudarán en este camino de la Cuaresma que empezamos hoy.


• Te ofrecemos Señor este bote de ceniza, que nos recuerda que hemos comenzado un tiempo especial, con el propósito de cambiar a mejor nuestro corazón y ser más amigos tuyos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada