jueves, 21 de marzo de 2013

Mantra para el viernes, 22/03/13; Palabras Clave: Todos los días es un nuevo día, y además de dar gracias Dios por este regalo que nos hace; le pondremos un nombre y nos fijaremos una meta, de la cual no nos desviaremos a pesar de los acontecimientos que no dependen de nosotros.


Comentario
Para aplicarnos y memorizar esta nueva estrategia, tomaremos como ejemplo un barco, el cual cuando sale de un puerto fija la ruta y destino de su próximo destino. A pesar de la tormentas, del estado del oleaje, de los vientos y la climatología, el sigue la ruta traza, esto que le sucede en su trayecto, no se para a discutirlo, sigo que se apega a su plan y lo realiza.
Nosotros tenemos que ser como este barco imaginativo, y a pesar de lo que nos suceda, de las contrariedades que recibimos, bajo ninguna formar nos desviaremos de lo que hemos decido realizar hoy, por ejemplo, ser misericordiosos. Si nos golpean no iremos desde nuestra meta a la meta del otro, si nuestras emociones negativas, despiertan a nuestro egoísmo, envidia, etc., nosotros lo sujetaremos y no nos moveremos de la elección que hemos decidido para este día.
Siempre nos diremos porque tengo que pelearme en el terreno del otro, teniendo el mío que es un jardín, donde me encuentro muy feliz. Pero no resulta fácil, porque somos muy propensos a cambiar de actitud y de sentimientos, y esto es lo que provoca que no alcancemos el puerto de paz que hemos decidido. Pero si somos constantes y nos levantamos una vez más, de las que caemos, seremos capaces de hacer entrega el acto de misericordia que hemos elegido hoy, mañana será otro día y traerá lo suyo.
“El primer deber de un hombre es desarrollar todo lo que posee, todo aquello en que él mismo puede convertirse. André Maurois”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada